Archivo por meses: abril 2019

LA METÁFORA QUÍMICA

Tal día como hoy, 22 de abril, se celebra en muchos países el día internacional de la Tierra; este día se instauró para crear una conciencia común a los problemas de la sobrepoblación, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra.

Leer sobre estas problemáticas me ha recordado algo que estudié en primero de carrera: La metáfora Química; en un libro dedicado a la metáfora contaban el caso de un estudiante iraní en la famosa universidad californiana de Berkeley. El estudiante en cuestión estaba maravillado con la expresión «La solución de mis problemas», que le parecía muy sensata. Sin embargo, él la entendía de otra manera distinta al uso común.

Pensaba que describía los problemas como una solución en su sentido químico, es decir, un líquido en el cual los problemas estaban a veces disueltos, invisibles, pero muchas otras en forma de precipitados, con catalizadores que disolvían algunos problemas y hacían que otros precipitaran.

Cuando descubrió que sus compañeros no empleaban la expresión con ese sentido metafórico, y que pensaban que existía tal cosa como una «solución» definitiva se sintió muy decepcionado; y probablemente tenía razón, porque la metáfora química ayuda probablemente a entender mejor gran parte de los problemas individuales y colectivos, que raras veces pueden desaparecer completamente.

La aplicación de la metáfora química tendría el efecto de modificar el modo en que nos situamos cognitivamente respecto de los problemas: «Las soluciones temporales serían vistas como logros en lugar de como fracasos. Los problemas serían parte del orden natural de las cosas en lugar de desórdenes que deban ser curados.»

Podría haberos llevado directamente a las conclusiones finales, pero he preferido narrar esta peculiar historia tratando que el parecido de este artículo diste lo mínimo posible de aquel recurso que fue objeto de estudió durante mi formación. Feliz día de la Tierra.

Carmen Allepuz. Glíptica.